viernes, mayo 05, 2006

Fina stampa

El 132 está a punto de ser declarado en estado de alerta a causa de la superpoblación. Y entonces la veo: ella, que podría sostener lo que quisiera en su pliegue, se mete el celular en el escote. ¡Se mete el celular en el escote!

BB que no llega y yo que hago tiempo en el Mc Donalds de Rivadavia. Para eso sí que son buenos los Mc Donalds. Y entonces la escucho, detrás de mí, con su melena rubia y su tostadito atemporal: "No sé como atravesar la barrera de la infidelidad: quiero ser fiel y no puedo". ¡Ella quiere ser fiel y no puede!

5 comentarios:

Funes dijo...

...maldita perra!

Bola Ocho dijo...

No hay barrera que superar. La fidelidad es para los perros. Si Dios hubiese querido que los hombres y las mujeres fuesemos fieles no hubiera inventado las manos.

Anónimo dijo...

alta peroncha bb, no se toma vacaciones ni el día del laburante...

me encantaría guardar el celular en los escotes. aunque lo perdería cada vez que lo haga

bb dijo...

Nazaaaa, reconozco tu pluma en esas letras. Sabé que la persona que no podia atravesar la barrera de la infidelidad no era yo...

autobombo dijo...

No, claro que no es BB. leer con atención: rubia y bronceada.