lunes, mayo 01, 2006

El mago (detalle)

Después de comprobar que prefiero despedir al volante creativo con un abrazo seudo amistoso en el hall del mini palacio de Once para luego dormir cada uno cómodamente en su respectiva cama. Después de comprobar que hace al menos un par de días que no pienso en el hombre-de-mi-vida. Después de confirmar la intuición de que ese chico que un poco me gusta tal vez no vaya a llamar nunca. Después de todo esto -de afianzarme en la tábula rasa- me acuerdo de algo y me siento bastante feliz. ¿Qué era? Ah, sí, el auspicioso tarot de Jodorowsky. Por suerte está el mago. Yo le creo.

2 comentarios:

bb dijo...

Sentirse feliz por algo que no se recuerda con exactitud es una GRAN sensación. Casi mejor que cuando se recuerda por qué.

Bola Ocho dijo...

No queda bien que lo diga yo, pero resulta que soy Tauro con Sol en Casa 12. O sea: el Mago.

Ahora que la mano está dada, en una de esas ligo algo. Un beso, digo yo.