lunes, marzo 27, 2006

This is the end

Ella se acomoda en el hueco de su brazo y él cambia de canal. Ella le cruza una pierna sobre el cuerpo y él cambia de canal. Ella le pregunta si está bien, si quiere comer algo, en qué piensa. Él no dice nada y cambia de canal. Y después dice: "Creo que te parecés a las mujeres más de lo que pensaba". Y aclara: "Igual a mí me gustan las mujeres así como son". Ella se levanta, olvida el hueco del brazo, la pierna cruzada y la frase son todos iguales. En cambio, se calza el culotte estampado con comics, el baby doll, camina hacia la cocina y grita: "Gordito, está la comidaaaaa".


***

4 comentarios:

Simplemente Dominguez dijo...

Un culote de comics. A mi juego me han llamado. Ahora me enojo, a la chicas esas cosas le quedan de perlas y a uno, un calzoncillo de Superman -suponte-, lo convierte en un adefesio al cual la madre le cose las medias. ¡Santos underwears!

Chesse cake dijo...

hay que pintarlos a todos y apretar delete

Barbarroja aburrido dijo...

"Como todo iconoclasta, destruí mis
ídolos para consagrarme a sus restos". Emile Cioran. (Qué delete, ni delete.)

Ringo dijo...

literalmente, es para llorar...