martes, febrero 07, 2006

Mudanza (pero sigo en Once, gracias a Dios)

Entonces sucede que no sólo cambié de roomate, y de Chino, y de verdulería, y de línea de teléfono, y de vecinos, y de vista desde mi ventana, y de sonidos nocturnos, y de taza para el desayuno, y de techo para el insomnio, y de colectivos a la madrugada, y de universo como dice Betty, y de ronroneo de la heladera, y de mañas de la cerradura, y de lugar para colgar las bombachas, y de lugar para perder las ojotas, y de lugar para perder el control remoto, y de frasco para poner las galletitas, y de sillón para desparramarme. Sucede que también cambié de lado de la cama. Ahora duermo de la derecha, algo corrida hacia el centro, algo atravesada también.
Ah, mi new roomate, la chica de los pijamas, bien sabe cómo contar de que se trató todo este movimiento.

4 comentarios:

march dijo...

hola fer, muy bueno tu blog, paso seguido x aca. te invito a ver el mio
http://planetamarz.blogspot.com/

lópez murphy dijo...

me gusta la nueva posición en la cama de esta bella durmiente del once. es casi una declaración política e ideológica. igual, me ofrezco a: besarte tímidamente los labios, y despertarte, y que duermas, entonces, más derechita, o atravesada, pero esta vez por encima de alguien.

Bola Ocho dijo...

Lopez Murphy, ¿cómo no se te cae el bigote de candidatearte así? Sabé que somos varios haciendo fila en el Once , silenciosos y esperanzados, ansiando nuestra oportunidad sin punteros ni campañas agresivas.

bb dijo...

Tremendo cómo te arrastran el ala Nicool....Pero estoy con bola ocho. Aca se aceptan elogios desmedidos pero grasadas no, eh?