lunes, noviembre 21, 2005

Así es el calor

Pequeño en llamas
Cuando un niño de 20 años te tira los perros -mejor dicho, los cachorros- con más ganas de contárselo a sus amigos que de concretar algo, ¿significa que para cierta generación ya soy una mujer que ranquea en el listado de "experiencias exóticas"?

Abuelita en llamas
Hoy atajé a una viejita que no resistió la inercia del subte. Se me cayó encima, literalmente. Se incorporó, me sonrió y dijo: ¡Ay, nena, qué lástima que sos mujer, hubiera sido tan lindo que me agarrara un muchachito buen mozo!

No hay comentarios.: