domingo, octubre 16, 2005

El chino dijo hace unos días que Autobombo entró en la epoca de la reproductibilidad técnica. Que tan abigarrado posteo había hecho que se disuelva la sorpresa aúrea de nuestras esporádicas intervenciones. Cómo sea. Este blog siempre se ha caracterizado por esos arrebatos de verborragia seguidos de largos períodos de silencio. Obviamente, este es uno más. Será porque nuestras vidas nos tienen un poco a las patadas. Pero cuidado. Una inminente catarata de inspiración está en puerta.

5 comentarios:

Que tanto dijo...

Ese chino que cada tanto nombran se quiere hacer el grosso -o el lindo, e histérico, que es lo mismo-, manejando conceptos benjaminianos, y haciendose el inteligente.
Que se haga empomar por los canes del barrio de Pompeya.

antes muerta que sencilla dijo...

Epa, que el chino es nuestro fan número uno. No nos lo espanten. Chino, I love you. Sebés que has sido fuente de inspiración, lo sabés. Ah, y esa cuestión de los perritos... bueno, todos cargamos una cruz.

que tanto dijo...

Si, el chino es encantador.
Un gilún encantador.

chino dijo...

Ey, loco,
dejen de bardear al chino

Maggie Cheung dijo...

¿Pol que clitical al chino?
¿Que les pasa?
¿Es una cuestión lacial?