miércoles, octubre 26, 2005

Algún día tendré cuarenta

ella quiere volver a ser camarera
para que la vean ir y venir
bambolenado el culo
y se digan entre ellos
cómo me gusta verla ir y venir
bamboleando el culo
mientras alguno clava bandera
por ser el primero que se enamoró
pero también está el que descubrió el bar
y el que le vio el tatuaje
el que dice que un día
le va a regalar una cadenita
con un medio corazón
pero debe estar llena de mediocorazones
seguro que los guarda
entre los billetes pringosos
que se mezclan con cartas de amor
al final del día
cuando bob o richy o luigi o pepe
hace cling cling
con su maquinita
y ella se pone a pensar
que el destino quizás sea
una forma del olvido
y se lo repite
no se acuerda dónde lo leyó
no son cosas que se lean en los baños
y lo repite
el destino quizás sea
una forma del olvido
lo repite siempre
para que no le den arcadas
cuando el gordo hablador cercano
le ofrezca su aliento sin permiso
y la haga venir
para que bambolee el culo
ella lo bambolea
sabe cómo se mueve
lo siente acompasado
sabe cómo se refleja en las vidrieras
de mediodías desiertos
el que se enamoró primero dice
que las camareras están en el top ten
por eso ella quiere
volver a ser camarera
y que luigi o richy o ramón le diga
nena, mové el culo, movelo bien.

3 comentarios:

lowfirocker dijo...

muy bueno
pocas cosas más sensuales que una mina conciente de cómo seduce su culo o sus tetas en el mismo momento en que las ostenta.

superloyds dijo...

veo q publicaste la versión original, sigue gustándome, aunq no se si repetida tantas veces, como queda la palabra "culo", salu2

autobombo dijo...

La publiqué antes de que el profe la censurara. debería postear la versión corregida y reducida.