jueves, septiembre 15, 2005

Sabio consejo antilacrimógino

Qué nos pasa. Betty dice que cualquiera que la mire fijo en estos días es capaz de hacerla llorar. Si hasta lagrimeó cuando ese chico desconocido la frenó en medio de la calle y le dijo: "Sos la mujer más linda del mundo" (la shockeó lo de "mujer"). Yo le cuento que desde el domingo el llanto se me presenta en lugares insólitos: en el gimnasio, mientras acelero la cinta (cómo puede ser, si la semana pasada esa misma situación me hacía pensar "ups, qué ganas de tener sexo"); en el colectivo, mientras una señora me golpea con su paraguas chorreante; en la ducha, mientras trato de atajar todos los envases de cremas anti estrías, shampúes revitalizantes, desenredantes con manzanilla y demás, que de pronto empiezan a caer en efecto dominó...
-Tomate un Armonil -aconseja Betty-. Tiene baleriana y otras hierbas poderosas.
Creo que le voy a hacer caso. La chica de la propaganda se veía realmente bien con su Armonil. Todo sea por volver a un mundo feliz.

2 comentarios:

bb dijo...

buaaaaaaaaaaaaaa

jmdude dijo...

Pfffffffff, para eso hicieron las salas de cine para que vayamos a llorar.