jueves, agosto 25, 2005

Tedio en la redacción

W. se unta los labios con pomada de Agatha Ruiz de la Prada con gusto a kiwi y me saca fotos.

L., la dueña de la pomada frutal, pide que la lleve al cabaret del Faena. Yo la traiciono: ya invité a un amigo. L. igual me abraza. Así somos las mellizas.

N. se queja de... se queja de... Se queja. Hay que pedir que le acorten los días.

G. no habla desde hace tiempo, a menos que le diga: "Hablame de algo, G". Y ahí sí, me habla y me pregunta, por ejemplo, cúal sería un buen seudónimo. "Johnny Romano", digo. No le convence.

W. casi termina "Pregúntale al polvo". Yo ni siquiera la empecé. Ya no me saca fotos.

¿Falta mucho?

1 comentario:

Jhonnie Walker dijo...

Siempre falta mucho en los cierres.