jueves, agosto 11, 2005

La mujer rota



Comprobé que el quinto whisky puede ser fatal. Desde la adolescencia que no dormía sentada. Ampliaré cuando me recupere. Por el momento, sólo amplío la galería de banderines (sí, Barbie también va al baño, como cualquiera de nosotras) y espero a que Betty recobre la inspiración.

2 comentarios:

BB dijo...

Estás siguiendo mis pasos, Nicoleta. El paso que sigue es ver Casablanca e identificarse más con Bogart que con Ingrid Bergman. Ahi estás frita, te lo aseguro.

Bush dijo...

una mujer rota siempre es una mujer linda