jueves, julio 14, 2005

Emanuelle cool (segunda parte)

Antes de recordar algunos episodios que podrían dar inicio a la sección "historias de nalgadas de gente común" (una de mis primeras nalgadas fue traumática, ya contaré), pasó a informar cómo evoluciona mi carrera de actriz porno soft. Sucede que estos chicos a los que entrevisté quedaron chochos con la nota e insistieron: "Nos encantaría hacer algo con vos" (sin más especificaciones). Y pensando en ese "algo" puse el compact de Flash Dance -esa película, ya conté mil veces, fue mi primer acercamiento a la vida de las chicas del caño, a los cinco años-. La cuestión es que hace tiempo que no practico la escena del casi-striptease en la que ella juguetea con una silla en el escenario. Así que no me salió muy bien. Bah, me salió horrible. Entonces experimenté con otro tema que siempre me pareció adecuado (incluso creo que en una ocasión alguien me vio bailarlo, en tanga): "Take me to the river", de Talkin Heads. Hay que escuchar a David Byrne empezar con un susurro y terminar a los gritos, justo cuando ya no queda ropa. Maravilloso. Pero tampoco me salió muy bien. Creo que falta práctica, y más temas inspiradores.

2 comentarios:

Uno que se hasrtó de los lugares comunes dijo...

Sugiero:
alguno más inocentón del tipo, Lolipop de las viudas e hijas del R&R, con algun dejo retro ochentoso. Encantador.
Sino la otra es ya irse al carajo,
y hacerlo con alguna canción folclorica, un carnavalito por ejemplo, creo que puede ser interesante e innovador.

Anónimo dijo...

¡Disciplina! Nalgadas, cepo y a fregar retretes. Sólo así gozamos. Sugiero marcha militar y botas con espuela.