viernes, julio 15, 2005

Antibombo

Y para qué negarlo, toda esta idea surgió en una noche de patetismo y derrotía, una noche de mucho chocolate, vino y "finas hierbas" (para citar a Nicoleta). Allí acuñamos la idea de autobombo (autoayuda engrandecida a más no poder) como una suerte de antídoto a un concepto anterior. Me refiero al de Fango. Voy a ampliar un poco este concepto. Buscando en el diccionario de la Real Academia Española (sí es pésimo, es un tremendo lugar común comenzar una explicación con una búsqueda en el diccionario, pero en este caso hecha luz, o mejor dicho, echa, porque la luz huye del fango y lo sabemos) -. Allí dice:

fango. (Del cat. fang). 1. m. Lodo glutinoso que se forma generalmente con los sedimentos térreos en los sitios donde hay agua detenida. 2. m. Vilipendio, degradación. Llenar o cubrir a alguien de fango.

¡Estar en el fango! Oh vilipendio, oh degradación, oh espantosa inmovilidad como agua detenida.
Angustiante estancamiento, donde se cae presa de las mayores indecisiones, cuando no de los fanguistas.

Pero ya hablaremos de estos últimos más adelante. Merecen un capítulo aparte. Tengan paciencia.

3 comentarios:

autobombo dijo...

Siempre hay una esperanza: el fango cosmético, por ejemplo, ese que te deja la piel tersa. Claro que elegir al fanguista indicado para que lo desparrame es otro tema, y otra ardua tarea.

Liliana Gisha dijo...

Chicas: Quisiera saber si pueden orientarme de como reconocer un fanguista cuando lo veo. Gracias,

Margot T. dijo...

Estimada:
Veo que el fango/fanguismo es un tema recurrente. Creo que sé muy
bien de lo que están hablando. Yo misma he tenido conversaciones largas y turbias (como todo lo que se refiere al fango) de este tipo (con vos claro). Si mal no recuerdo hasta hicimos una lista de fanguistas. Pero, atención!: Lo
que quiero señalar es que hay una fácil y tentadora malinterpretación de este
término. Al pertencer, tanto el adjetivo como el sustantivo, al género masculino uno (no digo una para mantener total coherencia con la idea que pretendo desarrollar) tiende a pensar que el concepto y sus derivados son únicamente para este género pero... error! ¿No sería ese un pensamiento
muy "The sex and the city" ¿No tuviste ocasión de escuchar un lamento amistoso de una fanguista? ¿No fuista "la" fanguista de otro alguna vez? Seamos sinceros. Vivimos en el fango todos manoseaos. O una cita mejor podría pertenecer al hitero Fangoria al mando de Alaska pero en este momento me la olvidé. Saludos